7 de cada 10 niños de zonas rurales del sur de Chile tienen caries


Acabamos de publicar los resultados preliminares de la prevalencia de caries en población rural del sur de Chile. Y desgraciadamente, los resultados muestran que 7 de cada diez niños de población rural tiene caries. Estos resultados hacen reflexionar acerca de la tremenda diferencia que hay en la salud bucal de los niños de Chile.

Asimismo, indica la urgente necesidad de implementar programas diseñados específicamente para estas comunidades. El esquema de "Prevención=flúor en el agua" es claramente insuficiente, y muestra que este problema escapa incluso a la odontología. O sea, no se soluciona con más dentistas. Estas zonas han aumentado consultorios, horas odontológicas, cantidad de dentistas, sillones, y un largo etc sin que se note ningún impacto.
Observen la tabla y la figura a continuación: 
Fuente: Uribe, S., Rodriguez, M., Peigna, G., Provoste, P., Jara, L., 2013. Prevalencia de caries temprana de la infancia en zona rural del sur de Chile, 2013. Ciencia Odontológica 10, 97–104. El reporte completo se puede descargar de aquí
Noten la figura 1, como hay un salto en la severidad de la caries entre el año a los dos años. Y luego, adivinen que pasa? Así es, llega el dentista, y comienza a aumentar la cantidad de dientes obturados, sin ningún impacto en el resto de los índice, y peor aún, sin ser capaz de mantener la salud. O sea que incluso una vez que comienza la atención dental, evidenciada porque los niños comienzan a recibir restauraciones, las lesiones de caries no cavitadas (c1) siguen su progresión tranquilamente, y aumenta la proporción y cantidad de lesiones cavitadas (c3). Esto representa una gran oportunidad para implementar tratamiento no invasivos que permitan que:

  1. el componente c3 (lesiones cavitadas) no aumente, y
  2. el componente obturado crezca pero solo a instancias de disminuir el componente c3.

Asimismo, estos resultados sugieren que se requiere la intervención de otras disciplinas para promover cambios de conducta que permitan que este maltrato infantil por omisión o negligencia termine de una vez por todas.