La gran lección olvidada de la odontología

La odontología forma parte de la gastroenterología.

Mientras sigamos enseñando la boca separada del resto del sistema digestivo y del resto de los sistemas en general vamos a seguir como estamos: lidiando con las mismas enfermedades de hace 200 años.

En la actualidad un estudiante de odontología egresa sabiendo más de yesos y siliconas dentales que de lo que realmente ocurre en la boca, cuáles son las causas de las enfermedades orales (una pista: no son las bacterias) y qué se puede hacer para entregar salud, partiendo por la boca. 

Comentarios

  1. Mi intuición me dice que la respuesta a la pregunta planteada en el último párrafo, tiene que ver con algo que plantea aquí Nassim Taleb, en este caso sería por ejemplo removiendo el exceso de consumo de azúcar de la dieta (caries), aunque también podría ser aumentar el consumo de frutas y verduras (prevenir problemas encías)

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. absolutamente. Si reducimos de manera drástica el consumo de azucar extrínseco no lacteo y aumentamos el consumo de frutas y verduras, nuestra salud bucal mejora de manera significativa.

      El problema, como acabamos de saber, es que el cartel del azúcar tenía sus manos metidas incluso en los más altos niveles de quienes guían las investigaciones odontológicas (1)

      1. http://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1001798

      Eliminar

Publicar un comentario